www.prestamos-personales.info Conectado como invitado | [ Registrarse! | Entrar ]     Buscar | Contactar 
 INICIO  |  NOTICIAS  |  ARTICULOS  |  SIMULADORES DE PRESTAMOS  |  FORO 03 Ene, 2012 - 03:32

Guia Prestamos Personales

Glosario Financiero

Tarjetas de Credito

Qué te Ofrecen

Menú Principal

Envía tus Noticias y Artículos

Publicar
Escribir en prestamos-personales.info

Buscar



TAE
Por: admin (admin) 2006.08.12


El significado exacto de TAE es Tasa Anual Equivalente o Tasa Anual Efectiva. Es un término muy financiero que se define como el resultado de una fórmula matemática que incorpora el tipo de interés nominal, las comisiones y el plazo de la operación. El término TAE aparece tanto en los productos ahorro como en los préstamos tanto hipotecarios como consumo.



TAE

¿Qué incluye el TAE?

  • En productos ahorro: Recoge las liquidaciones de pago. Concretamente, es la tasa que realmente produce el dinero en juego. Aitor Beldarraín Begoña, delegado de Ausbanc en Euskadi, expone el siguiente ejemplo para explicarlo. ”Si se invierte 1 millón de euros a un plazo de 1 año a un interés nominal del 4% al final del año, ese dinero ha producido un interés de 40.000 euros. Pero sí en vez de cobrar esos 40.000 euros al final el banco o caja ofrece la posibilidad de cobrar ese dinero en períodos trimestrales o semestrales, el poder disponer de ese dinero antes, supone un interés y eso es el TAE, la suma de los valores futuros de los flujos de interés”.

  • En préstamos: tanto en los préstamos de consumo o personales como en los hipotecarios, el T.A.E. incluye dos conceptos que son la comisión de apertura y la de cancelación anticipada. La variación está en el porcentaje que en préstamos al consumo es más alto porque son operaciones de mayor riesgo para los bancos y aplican comisiones más altas para protegerse.

    • Comisión de apertura: Bajo esta denominación se esconden todos los gastos originados en las entidades financieras por la tramitación de un contrato crediticio. Habitualmente, la cuantía de esta comisión se cobra de una sola vez, cuando se firma el contrato, sin embargo, es posible pactar pagarla a lo largo de la vida del préstamo.

    • Comisión de cancelación o amortización anticipada: Aunque no siempre es así, generalmente las entidades financieras reconocen a sus clientes el derecho a cancelar el préstamo total o parcialmente antes de que termine el plazo. Como los intereses están estimados para el total de la vida del préstamo, si ésta se acorta el beneficio del banco o caja es menor. Por ello, al cancelar el préstamo total o parcialmente (con entregas a cuenta) las entidades financieras cobran una comisión, resultado de aplicar un porcentaje sobre la cantidad cancelada o amortizada antes de tiempo. Aquí existe una limitación y es que en los préstamos a interés variable la comisión por cancelación anticipada está limitada por ley al 1%.

El TAE es mucho más preciso que el tipo de interés para saber el coste o beneficio de la operación. Pero en el caso de los préstamos, especialmente los hipotecarios que son más complejos, existen otros gastos inevitables y que no incluye el TAE y que por tanto el consumidor debe tener en cuenta. Nuria Horcajada, del Departamento de Comunicación del Banco de España explica que del T.A.E. “se excluyen conceptos como los gastos que el cliente pueda evitar en uso de las facultades que le concede el contrato, se engloban aquí los gastos por transferencia de los fondos debidos por el cliente, los gastos a abonar por terceros, como corretajes, gastos notariales e impuestos y los gastos por seguros o garantías, aquí sí se incluirían dentro del T.A.E. aquellas primas que tengan por objeto garantizar a la entidad el reembolso del crédito en caso de fallecimiento, invalidez o desempleo siempre que la entidad imponga su suscripción para la concesión del crédito.”

Aitor Beldarraín, delegado de Ausbanc en Euskadi, explica otro concepto que existe dentro de los préstamos hipotecarios y que es el CER (Coste Efectivo del Remanente). “Este término marca lo que cuesta cambiar la hipoteca de un banco a otro. Incluye el tipo y la comisión por cancelación anticipada.” También la OCU ha estudiado el T.A.E. y en un informe incluye el siguiente ejemplo para explicar qué gastos quedan fuera de esta tasa.

“Feliciano ha decidido comprarse una vivienda en el centro. Mirando los ahorros que tiene, piensa que todavía le faltan unos 100.000 euros. Su banco le ofrece un préstamo hipotecario a 10 años con las siguientes condiciones: tipo de interés nominal del 5% y TAE del 5,46%. Como no le parece mal el T.A.E. decide aceptarlo. Lo que no sabe Feliciano es que en el cálculo del TAE de los préstamos, según establece el Banco de España, sólo se incluyen los gastos que el consumidor paga a la entidad financiera, pero no todos los demás que influyen, y mucho, en el coste real del préstamo, a saber: la tasación de la vivienda, las minutas del notario y del registrador, la gestoría, los seguros que exigen las entidades (incendio, amortización de préstamo), el Impuesto de Actos Jurídicos Documentados... En el caso de su préstamo, si se añaden todos esos gastos pueden llegar a sumar unos 1.900 euros.”


Fuente: consumer.es






Lecturas: 0 |